USABAN UN BARCO A CONTROL REMOTO PARA CONTRABANDEAR CELULARES

En el marco de la pandemia y del cierre de fronteras por el brote de casos de coronavirus, los ladrones modificaron sus técnicas y se adaptaron a este contexto. Tal es así que autoridades policiales de Foz de Iguazú descubrieron el jueves un barco a control remoto, con el cual se contrabandeaban teléfonos celulares.

La Capitanía Fluvial del Río Paraná (CFRP) de Foz de Iguazú confiscó el jueves por la mañana, un pequeño modelo de bote eléctrico, controlado a distancia por control remoto, que transportaba teléfonos celulares en el río Paraná.

El barco estaba cargado de estos dispositivos e iba de Paraguay a Brasil. Sin embargo, los policías no lograron identificar quién estaba operando el dispositivo en la orilla del río.