VILLA ÁNGELA: UNA BEBA NACIÓ A LAS 6:30, PERO LA AMBULANCIA LLEGÓ RECIÉN A LAS 8:15

Desde las 6 de la madrugada del 9 de julio una familia llamó insistentemente al hospital y al 911 para pedir una ambulancia porque una bebita estaba por nacer. Se sabía que el parto sería riesgoso, dado los 42 años de la madre. Milagros llegó al Hospital “Salvador Mazza” pasadas las 8:30 y en horas de la tarde, fue trasladada hacia el Hospital Pediátrico de la ciudad de Resistencia.

820448

Milagros tenía fecha de nacimiento para el 18 de julio, pero se adelantó para el sábado a las 6:30. La mamá rompió bolsa y el padre recibió entre una inmensa alegría y desesperación a su hija. Con una tijera de modista y un poco de alcohol, una hermana de la flamante madre, hizo de enfermera. Mientras tanto, al menos tres familiares llamaban por teléfono de manera insistente. Necesitaban una ambulancia de forma urgente. La niña estaba morada, la madre pálida y con principios de hemorragia.

Una sobrina se acercó hasta el hospital para pedir una ambulancia, hasta que finalmente el vehículo llegó al lugar. Sin embargo, el conductor no quería ingresar hasta el domicilio porque había llovido. “Quería que mi tía salga caminando hasta la esquina. Pero le exigimos que se acerque hasta su casa. Ella salió caminando hasta la vereda, la alzaron en una camilla y la llevaron al Hospital”.

La Dra. Susana Guerra Spuller recibió a la niña pasadas las 8.30 en el hospital Salvador Mazza. Milagros y su madre finalmente fueron trasladadas hacia el Hospital Pediátrico de Resistencia el sábado en horas de la tarde, debido a problemas respiratorios de la bebé.

Un nuevo Milagro ocurrió en Villa Ángela y, a pesar de la buena atención que recibieron la niña y su madre en el Hospital Salvador Mazza, la situación dejó al descubierto una falencia. ¿Qué pasa con las ambulancias? Hay urgencias y emergencias. Lo segundo implica una asistencia inmediata.
Fuente: Diario21.tv y villaangelahoy