VIOLENCIA EN FONTANA: PIDIERON AMPLIAR LA IMPUTACIÓN A UNO DE LOS DETENIDOS E INVESTIGAR A PROFESIONAL DE SANIDAD

La Secretaría de Derechos Humanos y Géneros presentó un pedido de ampliación de imputación ante la Fiscalía de Derechos Humanos, solicitando que se investiguen maniobras de encubrimiento y falsedades documentales en el caso de violencia policial de Fontana, que tiene como imputados a cuatro policías.

En dos presentaciones, la secretaría provincial -constituida como querellante- solicitó que se investigue a una profesional perteneciente a la División de Medicina Legal de la Policía del Chaco y que se amplíe la imputación a Cristian Flores, uno de los agentes ya detenidos.

Los pedidos se fundamentan por datos falsos consignados en el expediente policial, ya que Flores había declarado que se encuentra con fractura de tobillo por haber recibido agresiones en inmediaciones de la Comisaría Tercera de Fontana, persiguiendo a las víctimas con dicha lesión. Sin embargo, en el video, se observa que el agente es el primero en ingresar a la vivienda sin ningún problema de movilidad, teniéndolo recién luego de agredir a uno de los jóvenes.

«El objetivo desde la subsecretaría es terminar con las cadenas de encubrimiento de la violencia institucional”, dijo la subsecretaria de Derechos Humanos, Nayla Bosch, y remarcó que “es clave que se establezcan todas las responsabilidades involucradas en el caso de la Comisaría Tercera de Fotana, no sólo con las asociadas directamente, si no también, con la cadena de encubrimiento que se reproduce en todos los estratos”.

Kevin Nielsen, abogado de la querella, indicó que ”es necesario investigar prematuramente las maniobras de encubrimiento para evitar que se consagre la impunidad respecto de ciertos hechos y autores”. “Las falsedades detectadas tienen directo impacto en las calificaciones actuales y futuras, buscando tanto justificar hechos delictivos como circunscribir la autoría únicamente sobre los imputados hasta el momento”, se explayó.