ADVIERTEN SOBRE PROBLEMAS CON EL ABASTECIMIENTO DE NAFTAS, ALTA DEMANDA Y AUMENTO DE PRECIOS

Luego de las PASO, la reacción de los mercados y la fuerte suba del dólar, las estaciones de servicio podrían remarcar sus precios en los próximos días. Sin embargo, no hay confirmación oficial del aumento ni de cuánto sería.

A esto se le suman problemas con el suministro de combustibles en Chaco por el bajo nivel del río Paraná y por la alta demanda en los usuarios.

De mantenerse estas condiciones, podría haber desabastecimiento de combustibles en los próximos días en la provincia y en la región NEA.

SOBRE EL AUMENTO

Según informaron a Diario Chaco desde la Cámara de Expendedores de Combustible y Afines del Chaco (CECHACH), hay incertidumbre en torno al aumento de precios: “No se sabe nada. No hay ninguna confirmación de nada. Son todas especulaciones, pero nadie quiere hablar de porcentajes, nadie quiere decir cuándo puede ser”.

“Estimamos que si el dólar sigue en los valores actuales habrá algún tipo de aumento. Estamos esperando tener alguna noticia, estamos comunicándonos en todo el país entre las estaciones de servicio”, indicó el presidente de la CECACH, Oscar Gaona.

BAJO NIVEL DEL RÍO

En Barranqueras, este martes el río Paraná se ubicó en los 2,40 metros y sostiene un marcado descenso con una tendencia de -0,10, según datos oficiales de la Administración Provincial del Agua (APA) de la Provincia.


Los niveles actuales.

Esto representa un problema debido a que las barcazas tienen inconvenientes para ingresar al Riacho Barranqueras con su capacidad óptima, donde descargan la carga en los puertos de YPF en Barranqueras y Shell en Puerto Vilelas para luego abastecer a todo el NEA.

ALTA DEMANDA, RESTRICCIONES Y PROBLEMAS DE STOCK

“Estamos teniendo una gran demanda de clientes que quieren cargar los tanques completos porque una de los pocas cosas que no han subido hasta ahora son los combustibles”, sostuvo el presidente de la CECACH.

Debido a estos factores, las petroleras limitaron la provisión de combustibles a los expendedores y entregan la misma cantidad que vienen adquiriendo. Es decir, no les venderán más de lo que normalmente compran.

“Hay una restricción por parte de las petroleras en la entrega de combustible, están entregando lo que tienen como promedio. Si una estación estaba consumiendo 10 mil litros por día le van a entregar solo eso, no van a exceder ese volumen que tenían estadísticamente para cada estación de servicio”, explicó Gaona.

Y advirtió: “Por el momento no hay ninguna estación con quiebre de stock pero en los próximos días podría haber por el incremento en la demanda y por el bajo nivel del río Paraná, que impide que las barcazas entren con capacidad completa”.

“Para una demanda como la que teníamos hasta la semana pasada no era ningún problema. Pero para un excedente de demanda como está habiendo a partir del lunes, que hay muchísima más de lo normal, podría llegar a generar problemas para mañana o a posterior”, añadió.