CARBÓN BLANCO: LA FISCALÍA FEDERAL BUSCA QUE UNO DE LOS ACUSADOS DETENIDO EN PORTUGAL SEA JUZGADO EN ARGENTINA

La fiscal federal de Sáenz Peña, Pamela Michlig, solicitó que vaya a juicio oral uno de los imputados en el caso Carbón Blanco que fue detenido en Portugal en 2012, cuando se descubrió el contrabando de una tonelada de cocaína a Europa, realizado por una organización narco liderada por el abogado Carlos Salvatore, quien falleció cumpliendo su condena.
El imputado en cuestión es el tucumano Alan Digby Foster de 54 años, conocido como “Walter”, que fue extraditado al país a fines de 2016.
La fiscalía solicitó que Foster sea juzgado por los delitos de “contrabando de estupefacientes agravado por el destino de comercialización, por la intervención de tres o más personas, y asociación ilícita», según informó Télam.
Foster era el encargado de recibir en Portugal la droga que era enviada en bolsas de carbón vegetal desde Quitilipi, con destino final en Europa. Esto especifica la imputación del Ministerio Público Fiscal (MPF).
EL HECHO
El 8 de marzo de 2012, la Policía de Portugal detectó en Lisboa un cargamento de la firma Carbón Vegetal del Litoral S.R.L. en cuyo interior había paquetes que contenían 380 kilos de cocaína.
Luego de la intervención de la Policía Federal Argentina (PFA), descubrieron que había otros dos cargamentos rumbo a Europa. Uno de ellos se encontraba en el Puerto de Buenos Aires y contenía 519 kilos de cocaína. Y el segundo cargamento, fue localizado en Lisboa con 158 kilos.
La investigación de la fiscalía de Sáenz Peña, el Juzgado Federal de dicha jurisdicción y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) permitió identificar a Jorge Carlos Rodríguez, Juan Carlos Pérez Parga, Héctor Roberto y Rubén Féliz Esquivel como sospechosos.
Según la pesquisa, Parga introducía la cocaína en los cargamentos de carbón, Roberto era el «enlace» entre los miembros de la organización y Esquivel controlaba la planta de Quitilipi.
Luego del primer juicio oral en 2015, Salvatore y Gorosito fueron condenados a 21 años de prisión. Ambos murieron en 2018 estando en la cárcel por problemas de salud. En tanto Roberto y Pérez Praga tuvieron una pena de 17 años de prisión y Esquivel de 12.
Este caso de contrabando de cocaína derivó luego en una investigación por un multimillonario lavado de activos, causa en la que el círculo íntimo de Salvatore fue condenado en marzo pasado.
En ese juicio, también llevado a cabo por el Tribunal Federal de Resistencia, el socio de Salvatore, Ricardo Gassan Saba, fue sentenciado a 9 años de cárcel; a la viuda del abogado, Silvana Susana Vallés, y su suegro, Santiago Vallés Ferrer, a 7; en tanto que la hija del letrado, Carla Yanina Salvatore D’ Ursi, resultó absuelta.
En su fallo, el tribunal ordenó el decomiso de 70 inmuebles, participaciones societarias en 10 sociedades, más de 25 automotores y dinero tanto en efectivo ($ 69.642; U$S 74.571 y Euros (8.145) como el depositado en cuentas identificadas en diferentes bancos por Salvatore y los condenados.
A su vez, el abogado también fue investigado por el envío en 2005 de más de una tonelada de cocaína desde la localidad bonaerense de Campana hacia España, también oculta en carbón vegetal.
El líder de «Carbón Blanco» enfrentó, además, otros cuatro procesos judiciales por su presunta responsabilidad en distintos hechos de contrabando internacional de estupefacientes.
Fuente: Diario chaco