DE PELÍCULA: CONDUCTOR ALCOHOLIZADO CHOCÓ Y DESTRUYÓ DOS CASAS Y SE DIO A LA FUGA

Ocurrió en inmediaciones de las calles Cartagena y Medrano en el barrio La Olla, de Corrientes, esta madrugada. “No podíamos creer lo que pasó, chocó dos paredes, y un auto”, afirmaron los vecinos. 

Uno de los vecinos contó que el rodado, una camioneta, chocó a un auto estacionado y destruyó dos viviendas esta mañana de viernes. El lamentable suceso ocurrió en la intersección de las calles Cartagena y Medrano en el barrio La Olla, en Corrientes.

Según los testigos, el conductor estaba alcolizado, y tras chocar un auto y destruir dos casas, se dio a la fuga. En el lugar, los testimonios de las personas afectadas dejan en claro la magnitud del accidente que, de milagro, no terminó con fallecidos.

José es el propietario de una de las casas perjudicadas, y contó que “la camioneta tocó el auto de mi vecino, rompió íntegramente toda la pared. Todo fue como una película cuando un auto entra a tu casa”.

El hombre también comentó que “mi hijo está bien. Y a mí y a mi mujer nos cayó encima la pared, rompió íntegramente la casa. Estamos vivos de milagro”. Su esposa, Teresa, agregó que “fue una desgracia con suerte porque nos podía haber matado la camioneta”.

«Lo primero que hicimos fue ir a mirar por mi hijo. Los que iban en la camioneta quisieron irse, se dieron a la fuga, era una camioneta negra, pero no vimos nada porque era oscuro. Fue a las 5,30 o 6 de la mañana… recién estaba aclarando”, describió José.

Luego, añadió José que «espero que puedan encontrar la camioneta. Derribó toda una pared entera, vamos a tener que empezar de nuevo”. Al mismo tiempo, Teresa señaló que “voló la ventana  y una heladera también voló para el otro lado”.

Mientras tanto, una vecina de la misma cuadra comentó que “ya vimos qué pasó y vimos que estamos bien, mi casita quedó también afectada. Pasamos un susto tremendo”. “Estábamos durmiendo, el golpazo movió toda la cama, quería abrir la puerta y no podíamos, hasta que pudimos salir vimos qué pasó”, explicó, e indicó que “si no estaba el auto del vecino podía entrar a mi pieza”.

Por otro lado, Noel, otro vecino, que presenció el hecho comentó que “lo que me despertó fue el ruido, nos asustamos, salimos apurados, por la puerta de atrás, vimos una camioneta incrustada en la pared de nuestro vecino, preguntamos por el chofer, que no se quería bajar, fui a mirar la patente y el conductor me quiso chocar, intento abrir la puerta y el copiloto me cerró la puerta y aceleran y salen con todo, el tren delantero tenía doblado”.

Asimismo, el vecino contó que “nos dijeron que a una cuadra se bajó el conductor, para ver cómo estaba la camioneta como que no pasó nada y se fueron”. A su vez, Noel, describió que “le insistimos en que se baje pero se fueron no más, la acompañante le vi per al conductor no, sólo vi cómo estaba vestido. Eran mayores, de 25 años más o menos, dos hombres, grandes, obeso, cabello largo, entre sacado, estaban ebrios”.

“No podíamos creer lo que pasó, chocó dos paredes, y un auto”, afirmaron los vecinos. Por último, Noel detalló cómo era la camioneta, y señaló que “era una camioneta Hilux negra, 4×4, con vidrios polarizados, se ve que venían de la curva, porque quedó la marca de la frenada, con dos ocupantes”.