LOS ARGENTINOS EVACUADOS DE CHINA FUERON RECIBIDOS A PIEDRAZOS

Los ciudadanos de Novye Sanzhari intentaron prohibir el ingreso a la ciudad.

Este jueves, el avión que trasladaba a los ocho argentinos junto a otros pasajeros de diferentes nacionalidades, arribó cerca de Kiev, pero mientras el grupo era llevado en micro hacia el centro médico de la ciudad de Novye Sanzhari, fueron apedreados por ciudadanos ucranianos que intentaban prohibir su ingreso a la localidad.

En el avión viajaron 45 ciudadanos ucranianos y 27 extranjeros, de Argentina, Ecuador, República Dominicana, El Salvador, Costa Rica, Montenegro, Panamá e Israel, junto a los 22 miembros de la tripulación y el personal médico acompañante.

Si bien, el arribo a Ucrania fue normal, más allá de los estrictos controles médicos, el problema llegó cuando los evacuados se trasladaban en micro desde el aeropuerto hacia la ciudad de Novi Sanzhary, donde los pobladores los recibieron con piedras, y terminaron enfrentándose con la policía, por lo que diez personas resultaron heridas.

Tras la confrontación que duró tres horas, los evacuados lograron llegar al centro donde permanecerán dos semanas en cuarentena, a pesar de no contar con ningún síntoma de padecer coronavirus.

El ministro ucraniano, Arsen Avakov advirtió que «la Policía y la Guardia Nacional impedirán todo intento ilegal de obstruir el ingreso de los evacuados en ese lugar», dijo desde el lugar de las protestas, donde acudió para intentar calmar a los autoconvocados.

La Cancillería argentina destacó en un comunicado que «el gobierno de Ucrania confirmó hoy que todos los evacuados no presentan síntomas y están sanos», y reiteró su agradecimiento «a Ucrania por su generosidad y a China por su colaboración en esta inestimable acción».

En Wuhan, la ciudad donde comenzó la epidemia de coronavirus, quedaron un argentino con su esposa de nacionalidad china y sus dos hijos que tienen ciudadanía argentina, y otros dos cónyuges chinos de argentinos que viajaron a Ucrania (una mujer y un hombre), ya que Ucrania prohibió el ingreso de ciudadanos chinos.