LOS CANDIDATOS CERRARON SUS CAMPAÑAS Y ESPERAN POR LAS PASO

Mauricio Macri se mostró junto a Eugenia Vidal y pidió el respaldo de los votantes. El Frente de Todos se dividió entre Córdoba, con Alberto Fernández, y la provincia de Buenos Aires, con Cristina Kirchner.
La campaña previa a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) llegó a su fin. Antes de que se inicie la veda, a las 8 de la mañana del viernes, las fuerzas políticas protagonizaron sus últimos actos públicos durante la tarde del jueves. El oficialismo se reunió en Vicente López, mientras que el kirchnerismo tuvo dos eventos en simultáneo, en Córdoba y la localidad bonaerense de Merlo.Más temprano, Roberto Lavagna brindó un discurso en el Centro Migueletes de San Martín, José Luis Espert hizo una suelta de globos frente a la Casa Rosada y el Frente de Izquierda participó del pañuelazo verde, a un año de que el Senado votara en contra del proyecto que legalizaba la interrupción voluntaria del embarazo.
MACRI Y LOS ELOGIOS A VIDAL
El presidente Mauricio Macri encabezó un acto en Vicente Lópezen el que les pidió a los votantes que lo respalden a él y a la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien definió como «lo mejor que le pasó a la provincia en muchos años».«Bonaerenses, no se pierdan esta oportunidad, no se pierdan a María Eugenia Vidal», enfatizó el mandatario, mientras la gobernadora, visiblemente emocionada, lo observaba desde la primera fila en el encuentro realizado en el Centro Asturiano.Se trató del último acto de Juntos por el Cambio antes de que comience a regir la veda electoral este viernes. Por eso, se dio cita toda la plana mayor de dirigentes del gobierno nacional, provincial y porteño, además de los candidatos de las tres jurisdicciones.Previamente, Vidal les pidió a los bonaerenses que «vayan a votar» y enfatizó: «No solo porque es un derecho, sino porque es una enorme oportunidad de decidir con tu voz. Ahora no podemos bajar los brazos, porque nos merecemos más, si no los bajamos después de tantos años de mentiras, no los podemos bajar ahora».«Yo no estoy acá por los cargos, no vine a hacerme rica, sino a dar las peleas que nadie se animó a darpara que vivamos mejor», subrayó la gobernadora. Y completó: «La prioridad sos vos, son tus hijos, tu familia; la prioridad para mí no es una cara sin nombre, para mí tiene rostro, nombre y apellido. Y sé dónde viven, los conocí caminando los 135 municipios de la provincia».

EL FRENTE DE TODOS, DOS ACTOS EN SIMULTÁNEO

En Córdoba, el precandidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, lideró un acto donde volvió a buscar el voto local y dijo que el distrito «es parte de la Argentina con la que uno sueña». «Necesitamos que Córdoba sea también el motor del cambio», remarcó el exjefe de Gabinete sobre el final de su discurso en el Estadio Orfeo de la capital provincial.Fernández regresó a la provincia para intentar achicar la distancia con el oficialismo en los últimos días antes de las primarias y se mostró confiado en que «en breve» ese distrito también se sumará al compromiso que este miércoles firmó en Rosario con una docena de gobernadores peronistas.Al mismo tiempo, el precandidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof estuvo acompañado por Cristina Kirchner en el club Ferrocarril de Merlo. «Les quiero agradecer por las críticas que hicieron, las entendimos y vamos a volver distintos y mejores, somos otra cosa», expresó el exministro de Economía durante el evento, en el que también estuvo su compañera de fórmula, Verónica Magario.
El aspirante a la Gobernación lanzó un mensaje de reconciliación para los productores agropecuarios y empresarios bonaerenses y prometió que «van a tener crédito».Por su parte, la senadora puso el acento en la campaña de Kicillof, que optó por prescindir de grandes actos y recorrer el territorio bonaerense en auto, algo que repitió este jueves con un viaje que lo llevó por Cañuelas, Chivilcoy y San Andrés de Giles, antes de llegar a Merlo.«Nunca vi una campaña a gobernador como la que hizo Axel Kicillof. Verlo recorrer los 300 mil kilómetros cuadrados que tiene esta provincia a bordo de un pequeño auto, acompañado únicamente de tres personas, y competir con recursos económicos como nunca se vio… esta es la campaña de David y Goliat», destacó la expresidenta.

LAVAGNA PIDIÓ SALTAR LA GRIETA

Más temprano, el precandidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, les pidió a los votantes que les digan «no a los malos de antes y a los malos de ahora». Durante un encuentro que encabezó en el Centro Migueletes, en el partido bonaerense de San Martín, el exministro de Economía destacó que, a su edad, lo único que lo «inspira es darle una mano al país».«No nos quieren porque luchamos en contra de la grieta, hubo que eludir zancadillas, ninguneos, aislamiento y mentiras pero aquí estamos», arengó Lavagna, que invitó a todos los presentes a pararse «para demostrar que sí» tiene apoyo. Acompañado por Juan Manuel Urtubey, que integra junto a él la fórmula presidencial, el dirigente opositor ratificó que es necesario «poner dinero en el bolsillo de la gente» para incentivar el consumo y la producción.Consideró que el país «está en un peligroso quiebre político donde el paso que hay entre ser alternativa, oposición o enemigo es muy estrecho». También lamentó que la Argentina esté «hace tiempo en una dolorosa recesión económica que le ha sacado lágrimas al pueblo» y en «un período de estancamiento que lleva ya ocho años».«Frente a esta realidad, Consenso Federal está dispuesto a trabajar en tres planos: en lo político-institucional, en lo económico y en lo social», precisó.

ESPERT SOLTÓ GLOBOS

Por su parte, el precandidato presidencial del Frente Despertar, José Luis Espert, tuvo su acto en la Plaza Almirante Brown, ubicada justo detrás de la Casa Rosada, donde hizo una suelta de globos para decirle «chau al kirchnerismo y al macrismo».El cierre de campaña se realizó a primera hora de la tarde en la plaza ubicada entre el CCK y la Rosada, sobre la Avenida Alem, luego de haber descartado la Plaza de Mayo debido a que coincidía con la tradicional ronda de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo.«Le decimos ‘chau’ al kirchnerismo, el peor gobierno que hemos tenido desde la vuelta de la democracia, y también le decimos ‘chau’ al macrismo, que envolvió con un envase diferente al kirchnerismo y por eso le decimos kirchnerismo con buenos modales», sostuvo el economista, que estuvo junto a su compañero de fórmula, el periodista Luis Rosales.El acto finalizó con una suelta de globos, mientras los militantes del Frente Despertar gritaban «Chau a la vieja política». El economista remarcó que el domingo está «la chance de votar en libertad, ni con miedo ni con bronca».

EL FRENTE DE IZQUIERDA

En coincidencia con el aniversario de la votación del proyecto por el aborto legal en el Senado, la precandidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda en la Ciudad, Myriam Bregman, cerró su campaña porteña con un pañuelazo verde a favor de la iniciativa. Este jueves se cumplió un año de la sesión en la que la iniciativa no pudo avanzar en la Cámara alta.En el cruce de Diagonal Norte y Florida, Bregman y precandidatos del espacio encabezaron la movilización en la previa al inicio de la veda electoral de cara a las PASO del próximo domingo.«A un año de la enorme marcha de la marea verde, donde millones de mujeres en todo el país se movilizaron por sus derechos, desde el Frente de Izquierda Unidad de CABA cerramos nuestra campaña realizando un pañuelazo», resaltó la legisladora porteña. Según dijo, «el pañuelo celeste es imposición, en cambio el pañuelo verde es la posibilidad de decidir y de que no mueran más mujeres en la clandestinidad».«Nuestro frente es completamente verde, y reafirmamos nuestro compromiso por educación sexual integral en las escuelas, por anticonceptivos en todos los centros de salud y por aborto legal, seguro y gratuito en todos los hospitales y un plan integral contra la violencia de género. Estamos hablando de un tema de salud pública, todos los que vayan a ingresar al Congreso deben decir qué van a hacer a la hora de votar», expresó Bregman.Fuente: Diariotag